Datos personales

Mi foto
Demasiado fatalista. Gris es mi segundo nombre.

sábado, 29 de marzo de 2014

Me gustas cuándo dueles

Yo lo quiero, él me quiere en la cama.
Yo quiero besarle los labios, él tocarme los senos.
Yo quiero mirarlo a los ojos, él quiere ver cómo lo hacemos.
Yo lo quiero acariciar, él me quiere azotar.
Yo le quiero susurrar cosas lindas al oído, él quiere hacerme gritar.
Yo lo amo, él ama mi cuerpo.
Yo sólo quiero un pedazo de él, no importa si es una vez por mes, yo lo quiero. No quiero su cuerpo, quiero su corazón, su amor, su alma, su esencia.
Él sólo utiliza mi cuerpo como un medio de auto-satisfacción y yo se lo permito, sólo por el simple hecho de sentirme deseada y amada (aunque sea un par de horas) por la persona que yo amo. No quiero pensar en que soy la única con la que lo hace, no puedo ser tan inocente. Él es mío una vez por mes y el resto del mismo es de otras. Él cree que yo juego y la verdad lo parece, pero no lo hago. El hecho es que quiero saciar un deseo: imaginar que es completamente mío. Ojalá tuviera el privilegio de poseerlo los 365 días del año, pero sería muy hermoso y vivir en un mundo de fantasías no es lo mío. .
Me gusta cuándo duele, me hace querer más.
Me gusta el drama que vivo, sufriendo por él y él tal vez por otra. Y yo, de nuevo al centro, as always.
Existo un día y al otro no.
Terminé por comprender que no puedo forzar nada, que el tiempo es sabio y me dirá, tarde o temprano, si él es para mí o no.
01/03

2 comentarios:

Estrella martinez dijo...

Tenes razon, no hay nadie que pueda cambiar la naturaleza del hombre que solo se aprovecha de los demas y usa las personas como se fueran objestos. Y nosotras las mujeres somos la luz y creemos que los podemos cambiar, pero estamo totalmente equivocadas!

Marianne dijo...

¡Bah! Son cosas que nos pueden suceder a todos, no sólo a las mujeres.

Buscar este blog